Fundación Herdez fomenta la educación alimentaria saludable en México

México, D.F., a 28 de octubre de 2015 – Grupo Herdez, S.A.B. de C.V. (“Grupo Herdez” o la “Compañía”) (BMV: HERDEZ, OTC: GUZBY), a través de la Fundación Herdez, impartió el curso “Panadería Artesanal Saludable” como parte de su objetivo por fomentar y difundir el conocimiento alimentario y nutricional en México.

Bajo un concepto orgánico y natural, el chef Alonso Rivera, reconocido instructor de la Universidad Iberoamericana, mostró en las instalaciones de la Fundación cómo emplear diferentes tipos de semillas y harinas para la elaboración de una panadería más saludable. Enseñó a los asistentes a elaborar pan rústico de harina de coco con arándano y avena sin gluten, bollos con infusión de jamaica y chile de árbol en polvo, así como panes de café con chocolate y amaranto, entre otros.

Para este curso se emplearon productos de Aires de Campo, la marca líder de alimentos orgánicos en México y que forma parte del portafolio de productos de Grupo Herdez.

La Fundación realiza proyectos educativos como “Panadería Artesanal Saludable” para promover la cultura gastronómica entre la población. En lo que va de año, la Fundación ha realizado cursos y talleres concernientes a la cocina nacional, así como el ciclo de conferencias “El maíz: nuestro rostro, nuestro corazón”, y un programa de educación patrimonial en verano titulado “El Cocinero
Mexicano, 1831”, relacionado con alimentos cotidianos mexicanos como el mole, el maíz, el amaranto y el aguacate, entre otros, reforzando las tradiciones culinarias de la gastronomía mexicana, la cual fue declarada por la UNESCO como patrimonio intangible de la humanidad en 2010.

Para Grupo Herdez, el conocimiento alimentario nutricional es el detonante de un verdadero cambio hacia una sociedad más saludable, consciente de sus hábitos alimenticios, es por ello que a través de sus programas de responsabilidad social, Saber Nutrir® y Fundación Herdez, lleva iniciativas de educación alimentaria a diferentes sectores de la población.

Este programa, así como todas las iniciativas y modelos educativos que realiza la Fundación Herdez ayudan a fortalecer la formación de los individuos y las comunidades, además de propagar el rico patrimonio de la cocina mexicana, así como las tradiciones gastronómicas y los elementos que integran la identidad nacional, en función de brindar un servicio a la sociedad civil de nuestro país.