A través del área de Control Ambiental, Seguridad e Higiene (CASH), salvaguardamos la integridad y bienestar de nuestros colaboradores; prevenimos y mitigamos incidentes que afectan el ambiente y mantenemos una cultura de seguridad y prevención de riesgos.

Cada una de nuestras sedes cuenta con un programa de trabajo alineado a estos objetivos, para lo cual se realizan estudios de riesgos con respaldo de la normatividad de seguridad e higiene, para medir riesgos de maquinarias, equipos, almacenamiento, control de químicos, ambiente laboral, ruido, temperaturas elevadas y abatidas.

En materia de prevención de accidente laborales las Comisiones de Seguridad e Higiene de cada planta realizan un diagnóstico de Análisis de Seguridad en el Trabajo (AST); en éste abarcamos riesgos de seguridad y salud. Adicionalmente, realizamos planes de prevención de accidentes y programas internos de protección civil.

Desde 2016 el área de CASH está en desarrollo del pilar de Control Ambiental Seguridad e Higiene dentro del esquema de Manufactura de Clase Mundial (WCM, por sus siglas en inglés), proyecto que se espera concluir en 2018.

De igual forma, contamos con el plan de emergencias mayores, que está diseñado para responder a cualquier contingencia en plantas y centros de distribución en materia de manejo de riesgos ambientales y prevención de daños al personal e instalaciones. Está compuesto por brigadas que apoyan y coordinan la comunicación entre las áreas afectadas, circundantes y corporativos. En 2017 se suscitaron cinco contingencias.

Gracias a este esfuerzo continuo, durante 2017, logramos reducir la tasa de accidentes en un 4%; de igual forma, disminuimos la tasa de días perdidos en un 21%. Las estadísticas de accidentes incluyen al personal de Nestlé y Nutrisa.

No tenemos personal expuesto a contraer enfermedades específicas.

 

El número de accidentes se basa en el Informe al Sistema Único de Autodeterminación (SUA), que incluye accidentes de trabajo, enfermedades de trabajo y recaídas.
(*) La tasa de accidentes expresa la cantidad de accidentes durante el 2016 en relación al total de horas hombre trabajadas por 200,000.
(**) La tasa de días perdidos se expresa comparando el total de días perdidos con el total de horas hombre trabajadas por 200,000.
El Factor 200,000 es el resultado de 50 semanas laborales de 40 horas por cada 100 empleados. Al utilizar este factor, la tasa resultante queda vinculada al número de trabajadores, no al número de horas

Este año, el Programa de Alimentación Saludable se expandió a Los Mochis, Sinaloa; sumando así cuatro localidades en las que opera el programa: Ciudad de México, Estado de México y San Luis Potosí.

A través de estre programa brindamos asesoría alimenticia a nuestros colaboradores, a través de planes de alimentación saludable y seguimiento mensuales. En 2017, se impartieron 2,570 consultas y nuestros colaboradores perdieron un total de 1,341 kg.

Se invirtieron 9 millones de pesos, con los cuales se impartieron 160, 356 horas de capacitación, lo que equivale a a un promedio de 17 horas por colaborador.